Bioinformática e Informática médica
INICIO
Bioinformática
Bioinformática e Informática Médica
Y...¿Cómo Funciona?

Bioinformática e Informática Médica

La Informática Médica puede definirse como la disciplina que trata los aspectos teóricos y prácticos relacionados con el procesamiento y la comunicación eficiente de información sobre salud. Su evolución responderá, entre otros factores, a las necesidades de una medicina individualizada, a la carta o centrada en el paciente y a un avance tecnológico sin precedentes.

La computación móvil y la comunicación sin hilos, la integración de la telefonía e Internet, el desarrollo de ordenadores embebidos en dispositivos médicos, la aparición de nuevas interfaz con voz en lenguaje natural, el establecimiento de una nueva generación de Internet con una alta calidad de servicio, la generalización de aplicaciones multimedia interactivas sobre redes de banda ancha, o el diagnóstico por imagen avanzado, aplicado en sistemas virtuales para la realización de intervenciones asistidas mediante neuronavegación y de sistemas de planificación, simulación de cirugía y radiación asistida por imágenes, el progreso de la robótica en la cirugía, así como el crecimiento de los sistemas diagnósticos basados en nanotecnología, la ingeniería microelectrónica, la creación de tarjetas personales inteligentes, dispensadores automáticos de medicamentos y de nuevos sensores y biochips para obtener información bioquímica o genética de forma rápida y costo-efectiva, entre otros muchos avances propondrán un panorama realmente revolucionario en el entorno clínico del futuro.


Pero el futuro no sólo deparará nuevas tecnologías; también afectará a la propia definición de la informática médica como especialidad. En la medida que el conocimiento se profundice y aumente su complejidad, se asistirá al nacimiento de nuevas subespecialidades, como informática del cáncer o informática en salud pública.
En la medida que se engrana la información sobre los genes con la información sobre las enfermedades, se asiste a una convergencia de la informática clínica con la bioinformática, que se reflejará, en el futuro cercano, en la introducción de datos genéticos en la historia clínica de los pacientes o en nuevos sistemas de apoyo a la toma de decisiones para el diagnóstico y la terapia, entre otras áreas.




La informática deberá responder a la necesidad de gestionar distintos niveles de información sobre salud: repositorios de información molecular sobre causas genéticas de las enfermedades, registros sobre las características y diferencias genéticas entre los pacientes, datos personales de salud y la historia clínica virtual, fuentes de información médica de interés, así como bases de datos sobre enfermedades con información para la práctica, ensayos clínicos y bases de conocimiento sanitario globales desagregables por niveles -regional, nacional o internacional- con información poblacional, epidemiológica y relacionada con factores medioambientales, indicadores de salud, etcétera.


Estos niveles de información sanitaria encontrarán su nexo de unión en el registro personal de salud.

Todos los ciudadanos dispondrán de su registro de salud multimedia con información clínica, genética y sobre su estilo de vida.
El registro individual de salud se encontrará distribuido, el lugar físico de almacenamiento de sus datos de salud será transparente para el paciente. Su historia clínica se enriquecerá constantemente con los nuevos resultados procedentes de las investigaciones realizadas en los marcos de la medicina basada en la evidencia.


En el futuro, se asistirá a una revolución basada en las tecnologías que posibilitará la medicina a la carta o individualizada, en la que el paciente participe en la toma de decisiones y tenga acceso a un tratamiento de alta calidad, adaptado a sus características individuales, peculiaridades de su desarrollo y condiciones del entorno.